La vigilancia en la Región Laja-Bajío es reforzada por las FSPE mediante sus patrullajes y contacto social con la población.

Al continuar con su presencia en cinco de los municipios que conforman la Región Laja-Bajío donde se asienta una gran actividad económica e industrial, las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado reforzaron sus patrullajes y la proximidad con la población.

En Celaya, elementos de la División de la Policía Urbana Estatal realizaron acciones de patrullaje y proximidad social en las empresas, así como en agencias de autos, con la finalidad de inhibir la comisión de conductas delictivas; así mismo,  se realizan entrevistas con los ciudadanos, haciéndoles la invitación a denunciar mediante las líneas de emergencia 089 de Denuncia Anónima y el Sistema de Emergencias 911, así como directamente a las unidades de las FSPE.

También, con el apoyo del Grupo Corcel de Moto-patrullas, se realizaron patrullajes en puntos de control e itinerantes, para la revisión de personas y de vehículos en torno de las empresas, así como en calles de diferentes colonias.

La División de la Policía Rural se desplegó a lo largo del corredor Celaya-Villagrán-Juventino Rosas, para efectuar patrullajes y visitas directas a empresas dedicadas al ramo agroindustrial, así como en instalaciones de granjas donde se producen diversos tipos de alimentos.

Estos despliegues son de manera permanente y abarcan también los parques industriales La Amistad y El Grande, donde se encuentran enclavada una gran cantidad empresas de diferentes rubros. En Cortazar, la vigilancia se ha extendido a algunos centros y planteles educativos

leave a reply

A %d blogueros les gusta esto: